miércoles , 17 abril 2024
En CamaraMundoNacional

Tatiana Apráez, primera joyera colombiana en llegar al Museo Victoria & Albert de Inglaterra

Tatiana Apráez en la pantalla

Tatiana Apráez es una joyera colombiana que ha dedicado la vida a un oficio que fusiona en perfecta armonía, contemporaneidad y artesanía.

La artista Tatiana Apráez se ha convertido en la primera joyera colombiana cuya obra es parte de la colección del museo británico Victoria & Albert (V&A), un recinto cultural mundialmente reseñado como uno de los más relevantes en las artes decorativas y el diseño, con más de 4,5 millones de piezas museables.

Todo comenzó en marzo de 2022. Una llamada de Nick Humphrey, curador del V&A, fue la puerta a un proceso que tomó casi un año y un riguroso paso a paso al mejor estilo inglés, para abordar y explorar todo acerca del trabajo de la joyera.

En un intercambio, vía correo, de preguntas y respuestas, Humprhrey conoció sobre la inspiración, el diseño, la elaboración, el material y el desarrollo de las piezas de la artista de Nariño, un territorio situado al sur de Colombia, rico en paisajes andinos y en artesanías hechas con una resina natural usada por indígenas y colonos desde tiempos inmemoriales para aplicar a sus pertenencias y objetos de mayor valor cotidiano.

El hecho de que este museo de Inglaterra conocía la técnica con antelación, fue determinante para despertar la fascinación de los expertos en las piezas de la artista colombiana.

El trámite con la artista tuvo como antecedente que el V&A ya contaba con cinco cofres de entre los siglos XIII y XVI elaborados con barniz de Mopa-mopa, la misma resina empleada por la joyera y el equipo de artesanos de la tierra de sus ancestros.

Los cofres datan de la época de la colonia y de épocas anteriores, y sobre su llegada al museo toma fuerza la teoría de haber sido obsequios entregados a gobernantes o ciudadanos prestantes de Europa y otras partes del mundo, que luego cayeron en manos de vendedores y, al final, en las galerías del famoso museo de Inglaterra.

Estas son algunas de sus ancestrales piezas.
Estas son algunas de sus ancestrales piezas.

Después de pasar por el filtro de otros dos acuciosos curadores del mismo museo, en enero de 2023 se concretó la adquisición: dos broches y un colgante de la serie “Urcunina”, elaborada por la artista en homenaje al volcán Galeras, la montaña guardiana de la cuna de sus padres, la ciudad de Pasto, donde transcurrió gran parte de su infancia y donde Apráez desarrolló el arraigo, el amor por las costumbres y el aprecio hacia el patrimonio artesanal de este territorio.

Apráez cuenta que cuando terminó sus estudios de joyería artística en España, ya tenía en su mente la idea de emprender una apropiación de su cultura para aplicarla a la joyería. En 2004 inició el vínculo con la técnica del barniz de Pasto o Mopa-mopa al experimentar toda suerte de aproximaciones y propuestas que se consolidaron solo hasta cuando conoció al maestro Germán Obando, un heredero del oficio que creyó en la posibilidad de hacer piezas a escala de joyería.

Ya han pasado 19 años desde entonces. Apráez ha dedicado la vida a un oficio que fusiona en perfecta armonía, contemporaneidad y artesanía. Su arte -explica- respeta los procesos ambientales de extracción de insumos como madera, plata y aluminio, adquiridos del reciclaje de muebles o de distribuidores reconocidos que ofrecen con transparencia sus productos y servicios.

Este componente habría sido clave para que también recientemente la Asociación de Joyeros de Japón, en siglas JJDA, le concediera a la colombiana el primer lugar en uno de los concursos más codiciados de la joyería contemporánea a nivel mundial: el Grand Prize de la Bienal de Joyería de Japón 2022, por otros tres broches de la misma serie Urcunina, elaborados con la técnica Mopa-mopa de Nariño.

Este primer lugar le significó a la joyera y a sus piezas ganadoras un lugar preponderante durante una exhibición en el Museo Metropolitano de Tokio.

De esta forma, esta diseñadora industrial de 42 años, joyera formada en la escuela de la Massana de Barcelona, ha logrado destacarse y representar la cultura colombiana en países de América, Europa y Asia hasta donde también el Mopa-mopa ha llegado para contar su historia: una resina extraída de un arbusto que crece en las selvas del sur de Colombia y recolectada por unas cuantas familias herederas de esta práctica ancestral.

Esta resina es vendida a los artesanos de Nariño, quienes gracias a un proceso delicado y muy riguroso, la aplican en diferentes objetos de madera, pero también en joyas contemporáneas que son otra prueba del inmenso potencial que tienen las tradiciones populares en Colombia cuando se mezclan y evolucionan con nuevas apuestas sin perder su esencia.

La adquisición de los dos broches y el colgante de Tatiana Apráez por parte del Museo de Londres estará destinada a una exposición temporal para inaugurar la sede Victoria and Alber East que está en construcción.

Luego, volverá a la sede principal, donde la artista fue invitada para dar una charla sobre su proceso de creación vinculado a las lacas en las Américas.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.

 

Escrito Por
Wilson Duran Duran

Periodista, Director de www.laschivasdelllano.com, www.laschivasdecolombia.com, ultimahoracasanare.com

Sin Comentarios

Siguenos en Facebook

Noticias Relacionadas

Zorro escogerá por meritocracia gerentes del HORO y Red Salud Casanare

El gobernador de Casanare, César Ortiz Zorro, mediante  decreto 0067 de 2024,...

Avanzan mesas técnicas para la construcción del Plan de Desarrollo del Meta

Con el desarrollo de la mesa técnica con comunidades indígenas, que se...

Corte Suprema de Justicia de Colombia elige nueva fiscal general de la nación

La abogada Luz Adriana Camargo, que hizo parte de la Comisión Internacional...

“Oppenheimer” gana el Oscar a mejor película, Emma Stone es la mejor actriz

Como una película cargada de inquietud por la capacidad humana para la...